La arquitecta que es también ingeniera y diseña puertos | NOEMI MIGLIAVACCA

Architettura, Interior Design, Restauro architettonico, Un dia una arquitecta

BIOGRAFIA Y ENTREVISTA

Ingeniera y arquitecta nacida el 23 de octubre de 1963 en Cagliari, Italia, focaliza su actividad principalmente en ámbito público especializándose en estructuras receptivas, deportivas, portuarias y recuperación ambiental. Noemí Migliavacca se graduó en la isla de Cerdeña en Ingeniería Civil Edilicia en la Universidad de Cagliari recibiendo mención de honor. Años más tarde, para completar su formación se gradúa en Arquitectura. Se especializa en Urbanismo, Ambiente y Territorio en el Instituto de Urbanismo de la Universidad de Cagliari. Por la actividad de su familia permanece en estrecho contacto con el ambiente del arte contemporáneo y la editoría. Sensible a la cultura, de gran vitalidad y comprobada curiosidad por el mundo que la circunda, para su tesis universitaria lleva adelante una reveladora investigación sobre el inédito trabajo del año 1931 realizado por el artista Constantino Nívola en la mansión Ticca, Cala Gonone, Cerdeña. Luego de graduarse la arquitecta Noemí Migliavacca colaboró con el “Programa de reorganización y racionalización del sistema porturaio del Sulcis Iglesiente y del relativo estudio de factibilidad” en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Cagliari en el 2011. Colaboró en la actualización del Plan Regional de Transportes para la Región Autónoma de Cerdeña, en la Universidad de Cagliari, en el Departamento de Ingeniería del Territorio, sección Transportes, en 1994.

Sucesivamente ejerce un período de práctica profesional en el estudio de Paolo Ritossa, donde toma experiencia en el campo portuario al participar en los proyectos del puerto turístico de Portisco en la Costa Esmeralda, el puerto de Sa Mariedda de Olbia, la residencia para ancianos de Terramaini de Cagliari el plano de saneamiento urbano de Quartu Santa Elena. En el 2006 funda el estudio Granara Migliavacca con el ingeniero Giorgio Granara como sociedad de ingeniería y arquitectura, conocida por su curriculum de trabajo públicos, instalaciones deportivas y portuarias, recuperación urbana, ambiental y reestructuraciones en ámbito privado. Un área del estudio tiene a cargo la producción de modelismo de barcos antiguos para reproducción en madera balsa, diseñados para realizar con laser. La arquitecta Migliavacca actuó como consulente para la Municipalidad de Carloforte para la revisión de modificaciones del Plan Regulador General del Puerto de Carloforte elaborado por el Genio Civil de Cagliari en el 1995. Es Perito de la Cámara de Arbitrajes en la Autoridad de Control de Obras Públicas y Coordinadora de la Seguridad en Diseño y Ejecución de Obra (Decreto Legistlativo 494/1996)  desde el 2001. Es Perito en los Tribunales de Cagliari desde el 2004, fue miembro de la Comisión Edilicia de Carloforte, Cerdeña entre el 2002 y el 2005 y desde el 2006 es directora técnica del estudio Granara Migliavacca. De notable espíritu emprendedor, la arquitecta Migliavacca convoca un grupo de colegas obteniendo amplio consenso para fundar la sede territorial de Cagliari de la Asociación Italiana de Ingenieras y Arquitectas AIDIA, de la cual es presidente hasta la actualidad. Asimismo es miembro de la Comisión Nacional conducida por la Ing. Amalia Ercoli Finzi, (la conocida “Señora de los Cometas”) y miembro de la Comisión de Formación del Consejo Profesional de Arquitectos de Cagliari para el cual organiza cursos de formación continua profesional de carácter obligatorio. Es ex integrante de la Comisión de Obras Públicas y de la Administración Pública del Consejo de Ingeniería de Cagliari.

Referencias del estudio

Entrevista a la arquitecta

¿Noemí, qué planes futuros reservás para la asociación profesional que liderás?

– AIDIA Cagliari es una de las secciones territoriales de una asociación nacional fundada en el 1957, prestigiosa y bien estructurada. Los objetivos que persigue están especificados en el estatuto nacional y serán revistos próximamente después de tantos años gracias al trabajo del actual Consejo del cual formo parte. No obstante el tiempo transcurrido desde la fundación, según mi punto de vista permanecen notables desigualdades de género que hacen que el empeño para promover la actividad de las mujeres en las profesiones técnicas, la ciencia y la tecnología se renueve constantemente. Mi compromiso se orienta hacia esa dirección.

Tu participación en proyectos públicos y privados de ingeniería y de arquitectura te ofrece una visión del sector amplia y completa. ¿Qué espacio ocupa la mujer profesional en la industria de la construcción local? ¿Te parece distinto en otras regiones italianas?

– En Cerdeña hay todavía mucha desconfianza respecto a las profesionales técnicas. A las mujeres graduadas las llaman “doctoras” si son médicas pero en mi caso por ejemplo soy “señora”.. ni “arquitecta”, ni mucho menos “ingeniera”.. Temo que el problema sea parecido en todas las regiones italianas con pequeñas variaciones entre Norte y Sur de Italia. Y acá además, estamos en una isla!

¿Cómo pensás que se combaten la discriminación de género en las profesiones y el gap retributivo existente?

-Principalmente con la paciencia y la determinación; y sobretodo un mayor espíritu de equipo, de sentido de pertenencia. Lamentablemente nosotras, las mujeres no creamos alianzas de género fácilmente. Pero quizás es sólo cuestión de pereza o falta de tiempo. El empeño significa sacrificios y normalmente tenemos ya demasiadas cosas para hacer en el día a día.

¿Qué áreas considerás más fértiles en la isla de Cerdeña para el desarrollo profesional de las arquitectas, ya sea en ambiente público o privado?

-Temo que se deba hablar de áreas “menos áridas” y no de “más fértiles”.. Es triste -y no se refiere sólo a las arquitectas; Cerdeña es una tierra de grandes contradicciones: si pensamos que justamente desde aquí partió la primera revolución informática con el envío del primer webmail de la historia.. Y todavía la región denota una continua “fuga de cerebros”. Y esto es un empobrecimiento cultural y social; el arquitecto, me parece, desarrolla una profesión no sólo técnica pero también de valencia social. Y de esta manera somos cada vez más pobres; los jóvenes emigran: también mi hijo ahora estudia en Boston y sería afortunada si se estableciera en algún lugar en Europa, más cerca de Cagliari donde vivo.

¿En la sociedad en la cual nos desempeñamos y por tu experiencia, encontrás difícil conjugar familia y trabajo y por qué?

-Comencé mi práctica profesional con un “colega ingeniero” con quien todaví mantengo una gran sintonía y no solamente en lo laboral: construìmos una hermosa familia, cosa que me favoreció en las elecciones y especialmente en la organización cotidiana. En general conjugar las dos cosas, laboral y familiar, no es para nada simple. Como dice nuestra presidenta nacional de AIDIA, la científica Amalia Ercoli Finzi: “una mujer para vencer en una ambiente laboral estresante debe tener presente la regla de los tres metales: 1/ Nervios de acero para afrontar la competencia y lograr trabajo en grupo; 2/ Salud de hierro por que se trabaja 20 horas sobre 24 y no te podés permitir ni siquiera un resfrío.. y 3/un marido de oro que te estimula y te sostiene. Estoy convencida de que tuve suerte, pero no es también cierto acaso, que la suerte ayuda a los audaces??!”


Las imágenes son cedidas por la entrevistada.

Share this Post: