Por qué se habló de Tiempos Interesantes en la Bienal de Arte de Venecia en el 2019?

Biennale di Venezia, Mostra d'arte

“Que puedas vivir en tiempos interesantes” es el deseo de Ralph Rugoff, curador de la 58a edición de la Bienal de Arte de Venecia inaugurada en los históricos pabellones venecianos el pasado mes de mayo. Es su deseo y es también una pregunta que plantea como para que miremos a nuestro alrededor y detectemos lo que está ocurriendo en el mundo. Esto es justamente lo que Rugoff obtiene como devolución por parte de los artistas invitados, elegidos con gran atención para hacer énfasis en los mensajes que transfieren a la sociedad. La Bienal es un lugar de reflexión, no es un museo y quien se acerca lo hace para asumir las verdades que se ofrecen en bandeja de plata. En el Arsenal, una ráfaga de realidad recibe al público con obras a grandes formatos y ventanas fotográficas a varios lugares de un mundo olvidado y flagelado. No son paseos por paisajes bucólicos. Son tiempos interesantes? Uno se lo pregunta desde la gran entrada en el Arsenal. Identidades e idiosincracias, transversalidad, ambigüedad, humildad, libertad, comunidad, poder, naturaleza, patriotismo, responsabilidad, todo esto se pide a gritos en esta bienal para que el tiempo en que vivamos pueda ser interesante.

India se expone y trae sus fragilidades, China plantea el lado oscuro del poder, España no abandona la ironía, Indonesia celebra la fuerza de la naturaleza, Uruguay se propone prolijamente equilibrada, Chile anuncia su fortaleza, Brasil su habitual exhuberancia y Argentina confirma su autodeterminación. Israel pone a la vista el cuestionable sistema de salud pública, el Africa se acerca y deja huella, mensajes concisos y determinantes con valencia universal rescatando escenas de vida doméstica, denunciando violencia de género, dominio de pueblos y resiliencia y declarando amor por el ambiente. Todo nos recuerda que el presente lleva cicatrices, heridas abiertas e historias irresueltas. En este escenario, los seleccionados por Rugoff aparecen en doble muestra, en el Arsenal y Los Jardines, dejando en claro que el problema es bien serio y que no hay alternativa, se requieren acciones. Queda bien claro que conexión y contacto van de la mano convirtiéndose así en los gurús de un aclamado bienestar. Se habla de comunidad, inclusión, horizontalidad y universalidad. Se pide ayuda para permanecer y para poder ser, se declara la diferencia y se asume el estado de facto. Es la era de la aceptación, del reconocimiento y la com-pasión. La voluntad de tener propia voz y de contar la historia con propias palabras. Sin filtros ni estratagemas y ni tampoco mediáticos grandes hermanos e intermediarios que decidan por los demás. Es la intención, el mensaje y una gran ferviente ilusión, que los artistas y el mismo Ralph Rugoff, establecen como punto de partida para hacer que su lema, tema de la bienal, se convierta en realidad y que vivamos – efectivamente- en tiempos interesantes.

Las imágenes son cortesía de la Bienal de Venecia, de los Pabellones Nacionales participantes y de propia autoría

Share this Post: